Fiesta por todo lo alto. El Athletic celebra la vida -futbolística- con el pasaporte de la Champions. El sueño hecho realidad. Una tarde que bien podría tener como banda sonora la canción ‘Llamando a las puertas del cielo’ de Bob Dylan, pero en la versión de la potente descarga eléctrica de los Guns & Roses.

El partido de hoy supone la exaltación de una filosofía, de un estilo de juego reconocible. De ataque y de garra. De solidaridad en la presión. Simbólico. Equipo. Y todavía con hambre a pesar del logro. Ambición. Los leones y Valverde quieren seguir sumando. No encuentran mejor…

vía Mundo Deportivo San Mamés dará al Athletic un aplauso de Champions.