BILBAO – Los primeros cuatro trozos del arco del viejo San Mamés ya descansan en la que será su nueva casa. De madrugada, con más problemas de los previstos, para no perjudicar el tráfico y agilizar las maniobras, dos convoyes especiales iniciaron el traslado a las instalaciones deportivas de Lezama de algunas partes del que durante más de medio siglo fue el santo y seña de La Catedral . Una vez concluidas las obras, que se prevén que se prolonguen hasta mediados de julio, este símbolo para buena parte de la parroquia rojiblanca dará la bienvenida a todo aquel que se acerque por la factoría del Athletic. Después de permanecer varios meses en la…

vía El arco de San Mamés llega a Lezama. Deia. Noticias de Bizkaia...