LEZAMA – Las primeras piezas del arco de San Mamés ya descansan en el aparcamiento de las instalaciones de Lezama después de una larga jornada de traslado y posterior descarga. Los dos convoyes especiales que cargaron los trozos de la mítica estructura desde Urduliz, donde han sido rehabilitados durante los últimos meses, no pudieron salir de los pabellones de la empresa Lointek hasta pasadas las 2.00 de la madrugada del lunes al martes por problemas de tráfico. Unos coches aparcados en el trayecto, que los camiones tuvieron que sortear entre Urduliz y Sopela, retrasaron la salida y, por consiguiente, la llegada del arco a las instalaciones deportivas del Athletic…

vía Un traslado más lento de lo previsto. Deia. Noticias de Bizkaia...