El Athletic despidió la Liga de su vuelta a la Champions con Guillermo de delantero centro. Aduriz, la principal referencia goleadora del equipo rojiblanco, fue baja en Almería a causa de la operación de pubis a la que tuvo que someterse días antes en Münich. Toquero, la alternativa utilizada por Valverde una jornada antes frente a la Real, chupó banquillo en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Kike Sola tampoco estaba en condiciones de ser alineado en el cierre de campaña al encontrarse en plena fase de recuperación de su segunda lesión…

vía Mundo Deportivo Guillermo: «Sólo me queda seguir trabajando».