El Alavés salvó la categoría en el descuento del compromiso a vida o muerte disputado ayer en Jaén. Un estallido de alegría que deparó la imagen de Borja Viguera, pretendido por el Athletic, lanzando la camiseta albiazul a los aficionados gasteiztarras que se habían desplazado con el equipo creyendo en el ‘milagro’ con el que había soñado el riojano esta misma semana. ¿Un gesto de despedida? A juzgar por las palabras de Josean Querejeta parece que sí…

vía Mundo Deportivo Querejeta desliza que el Athletic será “el paso” que dará Viguera.