Bien avanzada la temporada, Ernesto Valverde se extendió en sus consideraciones públicas acerca del joven canterano. Elogió su crecimiento, acentuó su fe en que podría ofrecer un rendimiento notable. Sin embargo, su presencia en el equipo no se dejó ver, en varias ocasiones ni fue convocado. El destino de Enric Saborit fue ir desapareciendo del panorama después de un inicio competitivo en el que parecía que dispondría de un cierto protagonismo. Pero no. El lateral catalán apenas se tuvo que conformar con cinco partidos en la Liga, con un balance de dos encuentros como titular y tres como relevo con el partido bien desarrollado…

vía Mundo Deportivo Saborit, en busca de la confrimación.