BILBAO – Los malos augurios se han cumplido. No tenía buena pinta cuando Leire Landa, lateral izquierdo del Athletic femenino, clavó su pierna sobre el césped artificial del Alfonso Murube de Ceuta y su rodilla derecha giró accidentadamente justo antes del descanso en la final de Copa frente al Barcelona, el pasado sábado. No había nada más que ver sus lágrimas, mezcla de dolor y rabia, que hacían presagiar lo peor para la irundarra de 27 años. Así fue. A pesar de que los servicios médicos del Athletic, al día siguiente de la malograda final, anunciaban en su página web un posible esguince de rodilla, pendiente…

vía La rojiblanca Leire Landa, seis meses en el dique seco. Deia. Noticias de Bizkaia...