San Mamés y el Athletic perdonaron a Ander Herrera su infidelidad de hace un año. Le dieron cariño sin devolución. Magia y profesionalidad con el balón aparte, sólo ha encontrado en él promesas huecas de continuidad hasta hace días y un sincero agradecimiento con la faena hecha en esto último mejora a los anteriores fugados. Estaba loco por irse al United, que le dejó vendido entonces, pero con mala conciencia. La pésima campaña de Moyes y el crecimiento del mediapunta han llevado a que se cierre una operación costosa para todos. Un dineral para los de Old Trafford y una pérdida durísima para el proyecto rojiblanco. Se marcha un futbolista cuajado, menos frívolo con la pelota que con Bielsa, en pleno crecimiento después de la apuesta paciente de Valverde en la mediapunta…

vía San Mamés le dio cariño sin devolución | Portada | AS.com.