Bajo la premisa de que toda decisión es respetable, la marcha de Ander Herrera está suscitando comentarios de todo tipo entre la masa social. Desde la inoportunidad del momento a la necesidad de hacer algo de manera urgente con el dinero recaudado, pasando por la crítica al futbolista o a la gestión del club. Lo que está claro es que la oferta del Manchester United era prácticamente irrechazable y que ajustarse al guión del romanticismo está fuera de casi toda lógica. Pero más allá de esa…

vía MD “El toro ya nos dio un aviso”.