Cualquier trabajador tiene derecho a cambiar de empresa. Los mismo se puede aplicar a los futbolistas. Los jugadores son profesionales y pueden perfectamente irse a otro club. Es la decisión que ha tomado Ander Herrera fichando por el United después de abonar la cláusula de 36 millones. Hasta ahí, todo entra dentro de un orden, lo estipulado en la legislación. Nada que objetar…

vía MD Palabras vacías.