La marcha de Ander Herrera al Manchester United ha vuelto a sacudir como un maremoto la tranquilidad deportiva e institucional del Athletic, como hace dos años lo hiciera la fuga de Javi Martínez al Bayern de Múnich. La salida de ambos, aunque distinta en las formas, ha supuesto un duro golpe para el Athletic. Pero atendiendo a lo económico, la pérdida de estos dos baluartes ha resultado altamente rentable para Ibaigane, que con su férrea defensa de no negociar las cláusulas de sus jugadores, ha ingresado en sus arcas un montante de 76 millones de euros en apenas dos años…

vía Las ventas dejan las arcas llenas – MARCA.com.