Para creerse las palabras de amor y fidelidad al Athletic lanzadas en los últimos meses por Herrera, y antes de otros jugadores, y mostrarse auténticamente sorprendido por su marcha Urrutia tendría que ser muy cándido o despistado. Y no lo es…

vía Teatro . El Correo.