LA temporada 2014-15 ilusiona sobremanera a la parroquia rojiblanca. La cuarta plaza abrazada tras la conclusión del pasado campeonato doméstico da alas para dejar volar la imaginación mientras se sueña con las grandes batallas que podrían estar por llegar. Solo falta dar un paso más al frente para desenvolverse entre las más codiciadas estrellas que lucen en la Champions, quizás el más complicado por aquello de ser el último, pero lo único seguro a día de hoy es que ayer se dio el primero. Y lo cierto es que apenas hubo que esperar unos…

vía La afición calienta motores. Deia. Noticias de Bizkaia...