Iraizoz, Herrerín, Raúl y Kepa trabajaron por vez primera al unísono a las órdenes de Aitor Iru. Iraizoz faltó a la sesión preparatoria del martes a causa de un proceso febril, pero el titular habitual ya está a disposición de los técnicos. Dispuesto a medirse con el resto de sus compañeros por iniciar el curso oficial bajo palos.

Los cuatro porteros rojiblancos, que durante una parte de la mañana se ejercitaron con balones medicinales, han iniciado los entrenamientos con una serie de trabajo de agilidad y velocidad. Hay que estar rápidos y despiertos en una carrera en la que pese a estar colocados nadie puede dar nada por seguro…

vía La primera batalla, en la portería – MARCA.com.