TRECE meses después de bajar la persiana definitivamente, el viejo San Mamés, del que solo se ha salvado su característico arco, sigue vivo en el recuerdo. Muchos han sido los libros y suplementos especiales en los que se han querido plasmar los cien años de vida que la Catedral aguantó firme…

vía Deia. Noticias de Bizkaia – Noticias de última hora de bizkaia e internacionales..