BILBAO – Confía en el potencial de una plantilla que sabe a qué juega y en el criterio del entrenador para asimilar el incremento de partidos derivado de la competición europea. Preferiría eludir al Nápoles en la previa de la Champions, pero advierte que los posibles rivales tampoco querrán cruzarse con el Athletic. En lo personal aspira a ser protagonista y ganarse un sitio en el once. Y sueña con un título de rojiblanco, antepone luchar por ese objetivo a la opción de moverse a otro club que le garantizase ser campeón…

vía “Tenemos nuestra fórmula, ahora sabemos cómo jugar”. Deia. Noticias de Bizkaia...