WORGL – El asfixiante calor que recibió al Athletic en Worgl se convirtió ayer en la principal preocupación de Ernesto Valverde. Bueno, eso y el estado del césped, muy seco. Consecuencia de Lorenzo, que está golpeando con crueldad la zona de los Alpes austriacos en la que están hospedados los rojiblancos. A pesar de ello, el técnico aseguró que “las sensaciones son buenas”. “Cuando hemos llegado hemos visto el campo muy seco, el calor que hacía… y no parecían las mejores condiciones, pero bueno, las sensaciones son buenas”…

vía “Las sensaciones son buenas”. Deia. Noticias de Bizkaia...