La pretemporada rojiblanca camina en dos direcciones. La puesta a punto de la plantilla y el adecuamiento del nuevo campo. De lo primero se encarga Valverde y de lo segundo la empresa de ingeniería que apura la construcción del coliseo rojiblanco. Las dos partes tienen cita el viernes, que será el día elegido para un ensayo casi con galones de prueba definitiva: el equipo de Valverde entrenará a puerta cerrada en una Catedral que en dos semanas acogerá los entrenamientos previos a la eliminatoria Champions y su estreno continental…

vía San Mamés está listo para una última prueba – MARCA.com.