BILBAO – El sentimiento debió ser mutuo. Un lamento. Insatisfacción a partes iguales. Tocó il meno desiderato, como también reaccionaron en Italia. La fortuna, por tanto, no sonrió ayer en el bombo al Athletic, que deberá lidiar con el que se consideraba quizá el coco entre los cinco posibles rivales para la previa, el llamado play-off, de la Champions. El Nápoles de Rafa Benítez, al que tampoco le hizo mucha gracia…

vía Un reto de champions. Deia. Noticias de Bizkaia...