CUANDO el pasado amenaza con dar un salto hasta el presente para influir en el futuro, se torna necesario tomar un machete y fulminarlo sin compasión. Un golpe seco, inapelable, lo suficientemente contundente para abrirse paso a fin de cambiar los lamentos arrastrados por una reconfortante sonrisa. Es lo que intentará hacer hoy el Athletic en San…

vía El pasado como manual de aprendizaje. Deia. Noticias de Bizkaia...