SAN MAMÉS, engalanado para la ocasión, saboreó con especial énfasis la histórica cita ante el Nápoles en el incomparable marco de la Liga de Campeones. El Athletic, abrigado por una entregada afición, afrontó con fe el partido para resolverlo, remontada incluida, con intachable éxito, dando pie así a una fiesta que, no obstante, vivió su…

vía Una fiesta de principio a fin. Deia. Noticias de Bizkaia...