La presión por no haber participado en los dos últimos Juegos Olímpicos molestaba más que el frío burgalés aquella noche de 2010. El Plantío era una fiesta hasta el minuto 20 cuando Croacia marcó un gol que alejaba a España de Dinamarca y por ende, de Londres…

vía A París de cabeza – MARCA.com.