Hace un año, el 1 de septiembre, Mikel Rico debutó como rojiblanco en el Santiago Bernabéu. Doce meses más tarde, la decepción de aquella jornada por la derrota sufrida se ha convertido en satisfacción permanente. El de Arrigorriaga ha vivido momentos estelares, ha experimentado una efervescencia bilbaína que ha hecho historia. Sin embargo, el arranque fue un tanto…

vía MD Mikel Rico: “Me costó asimilar toda esa presión”.