LEZAMA – La vida de Mikel Rico, tanto en el plano deportivo como en el personal, ha dado un cambio radical en apenas un año. Tras un largo tira y afloja entre el Athletic y el Granada -los andaluces no querían desprenderse de uno de sus pilares mientras que los rojiblancos tampoco estaban dispuestos a ampliar demasiado su oferta-, el de Arrigorriaga volvió a casa el 21 de agosto del año…

vía Rico puede con la presión. Deia. Noticias de Bizkaia...