Los parones por los compromisos internacionales de las selecciones son un elemento más del calendario. Siempre son una incógnita. A veces vienen bien para recargar pilas. Recuperar lesionados. Para cortar malas dinámicas. En otras ocasiones son un fastidio. Hay equipos en trayectoria positivas a los que no les gusta que se detenga…

vía MD A Valverde le van los parones internacionales.