No hay nada que objetar al triunfo del Barcelona. Nada en absoluto a pesar de que el Athletic resistió en plan numantino durante ochenta minutos. Pensar que el Barcelona va a acabar un partido en su campo sin marcar un solo gol es una quimera. Era una mera cuestión de tiempo que el cántaro que tanto estaba yendo a la fuente se acabara rompiendo. Tardó mucho, más…

vía Defender no basta para puntuar en el Camp Nou | Juego de cabeza.