El portero de cualquier equipo que logre sacar algo positivo del Camp Nou debe cuajar una brillante actuación. Gorka Iraizoz puso todo de su parte. Estuvo impecable. Atento en los pases en profundidad del Barça, aligerando el trabajo de su defensa. Seguro bajo palos. Era un muro infranqueable…

vía  Mundo Deportivo Gorka Iraizoz estuvo cerca de obrar el milagro en el Camp Nou.