ERNESTO Valverde continúa con las pruebas en la media punta. En Vallecas le tocó el turno a Mikel Rico. El de Arrigorriaga intercambió su posición con Beñat, al que el entrenador del Athletic decidió retrasarle para que hicieras las veces de guardaespaldas de Ander Iturraspe. El de Igorre, que esta temporada parece más enchufado, consciente de que tiene que morder en cada acción si quiere ganarse la confianza…

vía El mono de trabajo en un día sin claridad. Deia. Noticias de Bizkaia...