LA verdad es que esperaba al recién ascendido Mario Merelo López más hecho, pero demostró que le falta mucho para asentarse en una categoría a la que acaba de llegar. Ayer estuvo muy verde, tal y como lo demostró en un partido bastante trabado, en el que se hicieron muchas faltas y en el que se equivocó reiteradamente. Falló hasta en las numerosas simulaciones de los jugadores del Rayo Vallecano. Fue, para mí, lo peor de su arbitraje, así como dejar que le protestaran continuamente cualquier contacto…

vía Melero estuvo verde. Deia. Noticias de Bizkaia...