BILBAO – Sufrir en Vallecas la tercera derrotada consecutiva en Liga ha activado las dudas en torno a un equipo que camina entre gigantes en la rutilante Liga de Campeones. Los sucesivos tropiezos en el campeonato doméstico contrastan con la sobria imagen ofrecida hasta la fecha en el escaparate europeo, circunstancia que no preocupa, pero sí ocupa en el vestuario rojiblanco, conjurado para dar la vuelta a…

vía La plantilla se conjura. Deia. Noticias de Bizkaia...