El verano de 1986 Ernesto Valverde se adentró de lleno en el mundo del fútbol profesional. Saltó del Sestao -con el que había sido una de sus referencias en una temporada mágica en Segunda bajo la tutela de Jabo Irureta- al Espanyol de Javier Clemente. Su debut como futbolista…

vía Athletic: Terapia Valverde – MARCA.com.