Puntería y olfato son comunes a los depredadores del área. Futbolistas diferentes que nunca se sienten del todo cómodos hasta disfrutar del gol. Borja Viguera es uno de ellos. El último pichichi en Segunda aprieta ahora para conseguir su primera diana en la máxima categoría. Necesita el gol para reafirmar la apuesta de fichar por el Athletic, que no fue el único club en llamar a su puerta. Sin embargo, en este primer tramo de la temporada Valverde solo le ha ofrecido 149 minutos de juego…

vía Viguera, Pichichi sin gol – MARCA.com.