ALABINBONBAN

La eterna dicotomía tribuna-grada de la afición zurigorri, esa familia que lo mismo se une fraternalmente en las calles de cualquier rincón europeo bajo los efectos de los espirituosos, que se tira los trastos a la cabeza por el enfrentamiento Sarabia-Clemente, volvió a poner de relieve el martes en Portugal sus posturas más distantes en cuanto a cómo vivir un partido, con la inestimable ayuda de unos personajes armados hasta los dientes y con la capacidad mental de una ameba, que intentaron echarse una partida de Tetris con nosotros como fichas. Con más hinchas que localidades, salió a relucir la solidaridad y la concordia de muchos athleticzales. No obstante, independientemente del exceso de aforo, estamos ante un problema que se repite en muchos viajes.

Vale que la situación en Oporto tuvo más ingredientes picantes que un partido de liga, pongamos que en Valladolid. El alcohol, la excitación, la motivación…

Ver la entrada original 457 palabras más