Actitud señores, actitud…  

Esta es la palabra clave en todo éste desaguisado. 

Cuando los partidos no se pueden ganar por calidad, hay que intentarlo por garra, lucha, entrega y en eso, los jugadores del Athletic, salvo excepciones contadas, andan muy escasos. 

No estoy diciendo que Valverde no tenga su parte de culpa, de hecho, es, posiblemente, el máximo responsable de ello con sus planteamientos “suicidas” en ciertos momentos de la temporada, pero quedarnos en ello, creo que no es justo y menos, cuando hace solo unos pocos meses, consiguió los resultados que consiguió, ofreciendo una imagen bastante positiva… 

¿O fueron los jugadores los que lo consiguieron? 

No, fueron todos, desde el primero hasta el último integrante de la primera plantilla, por eso, no me parece justo que se carguen las tintas de un modo tan destructivo hacia una sola persona. 

El Athletic es un equipo y como tal, TODOS los miembros de él tienen su cuota de culpa tanto en las victorias, como en las derrotas, sin olvidarnos que, al final, quienes tiene que dar la cara en el terreno de juego, son los jugadores. Ellos son los que deben meter la pierna, los que deben correr mas o menos, los que deben luchar por todos y cada uno de los balones… ¿de qué sirve focalizar las culpas en una persona por un determinado planteamiento, si quienes lo tienen que ejecutar, no lo dan todo por hacerlo correctamente?. 

Yo confío en éste equipo. Creo que tenemos calidad suficiente para hacer un buen papel tanto en liga, como en copa, pero también creo que Valverde y los jugadores, deben hacer autocrítica y buscar soluciones cuanto antes, ya que dudo mucho que se les haya olvidado jugar a fútbol…