Mestalla sirvió para demostrar a propios y extraños que el Athletic no es tan malo como algunos pretendían hacer ver tras el doloroso 0-2 frente al Porto en Champions. Cierto es que el equipo de Valverde sigue sin estar para tirar cohetes, pero su mejoría en Liga empieza a resultar evidente. Los ochos puntos sobre los doce últimos posibles así lo avalan…

vía MD Problemas de cara a gol.