Era un hombre llamado a acceder y asentarse en el primer equipo. Las sensaciones que ofrecía en los escalafones inferiores del Athletic auguraban la irrupción de un jugador con futuro, pero las lesiones obstaculizaron su camino y tuvo que hacer las maletas para marchar lejos en busca del triunfo. Ahora en Murcia, Joseba Garmendia parece haber edificado un presente halagüeño en lo futbolístico y un panorama…

vía MD Joseba se reencuentra en Murcia.