BILBAO – Levantar la cabeza, no bajar nunca los brazos por muchos reveses que te de la vida. “Nadie dijo que fuera sencillo”, dice Galarreta al otro lado del teléfono. Su voz, tímida, le desvela. Bajo una fuerte coraza mental se esconde un joven imberbe a quien el fútbol no se lo está poniendo nada fácil. Dos graves lesiones de rodilla han marcado hasta la fecha su salto al profesionalismo. Su sueño de triunfar en el…

vía “Nunca se me ha pasado por la cabeza mandarlo todo a paseo”. Deia. Noticias de Bizkaia...