AQUELLA tarde del 15 de abril de 2007 fue especial para Ernesto Valverde y morbosa por su presencia en el viejo San Mamés. No en vano, se trataba de su regreso a Bilbao dos temporadas después de cerrar su primera etapa como técnico del Athletic. Lo hizo al frente del Espanyol, en un partido donde su exequipo se jugaba muchísimo, la permanencia en tiempos muy negros futbolísticamente hablando para la familia rojiblanca. El Athletic venció 2-1 gracias al doblete de Isma…

vía Banquillos conectados. Deia. Noticias de Bizkaia...