Balón, césped y a jugar. Ya queda menos para que el fútbol vuelva a San Mamés. Las malas vibraciones registradas en la dura y lluviosa noche europea ante el Porto se ha hecho eterna.

El Athletic debe ser consciente de que el camino a seguir es el trazado frente al Sevilla o incluso el Valencia. Fuertes atrás, agresivos en el medio y a poder…

vía MD Cuestión de prioridades.