BILBAO – Se trata de un partido que marca. Por lo menos para Ernesto Valverde, consciente de que en su reencuentro con el Espanyol el Athletic tiene que dar un golpe de autoridad. Hay mucho en juego esta noche, con una lectura que va más allá de los tres puntos en litigio. El Txingurri detecta el momento. El conjunto rojiblanco, pese a no presumir de un juego encantador, ha hecho caja…

vía Golpe de autoridad. Deia. Noticias de Bizkaia...