Ya hacía cinco meses que había abierto sus puertas, pero por los pasillos todavía olía a nuevo. Los asientos de rojo bermellón apenas tenían un rasguño y el verdísimo césped sólo había sido pisoteado en doce partidos de Liga, sin contar los encuentros de Copa que sobre él se disputaron. La victoria parecía una misión imposible para aquellos que visitaban el nuevo San Mamés, entre ellos los equipos con más galones de la competición española, caso del…

vía Los primeros en conquistar el nuevo San Mamés en Liga . El Correo.