La casa, por los cimientos. El Athletic parece haber dejado atrás el mal arranque liguero. Todo gracias a la solidez en la retaguardia. Es un equipo acorazado. Con las líneas arropadas, es más sencillo. Los leones apenas conceden ocasiones y los errores individuales, que han costado bastantes puntos, son cosa del pasado. Sergio García acostumbra a ser, temporada tras temporada, un…

vía MD La solidez alimenta el crecimiento.