BILBAO – Una puerta hacia la esperanza podría haberse abierto de par en par ante los ojos de Unai Bustinza. El bilbaino, que solo sumaba ocho minutos oficiales de vuelo tras salir desde el banquillo en el partido de Liga disputado el pasado 25 de noviembre en Almería, vio el martes en Alcoi cómo Ernesto Valverde requería sus servicios para hacer frente a la lesión de Carlos Gurpegi…

vía Bustinza se perfila como la alternativa en el eje de la defensa. Deia. Noticias de Bizkaia...