TODO un bajón. El Athletic sufrió un varapalo inesperado ante un Córdoba que firmó su primera victoria del curso y lo tuvo que hacer en San Mamés, gracias a la versión menor del conjunto rojiblanco, un esperpento táctico y que solo tuvo algo de credibilidad en el segundo acto, cuando Markel Susaeta puso una marcha al juego de los leones, que ya se resignaron a un ejercicio de querer y no poder, pese a la aportación del eibartarra, que se asoció con De Marcos hasta que…

vía Susaeta y un fogueo. Deia. Noticias de Bizkaia...