ERNESTO Valverde no termina de solucionar el problema de juego que el Athletic tiene por las bandas. Ya no es una novedad. Ninguna de las dos funcionó ayer. Al menos hasta que Markel Susaeta entró de refresco tras el descanso por la derecha. El eibartarra, al margen del debut de otro cachorro como Iñaki Williams, fue la única noticia positiva de la tarde. En la que está siendo su temporada más discreta de los últimos años, el 14 rojiblanco, cuando tuvo cerca a Óscar de Marcos en…

vía Un galimatías en los dos costados. Deia. Noticias de Bizkaia...