A Iñaki Williams todo le ha ido muy rápido en un abrir y cerrar de ojos. Es la ley del fútbol. Quizá hayan sido sus 72 horas más trepidantes en sus 20 años de vida. El pasado jueves se ejercitó por la mañana con el primer equipo. Lo entendió como un premio. No en vano, es el pichichi del Bilbao Athletic y una de las joyas de Lezama. Ese mismo día, le dieron un pase para que eligiera a dos personas que presenciaran en…

vía “Ama, toma el pase, que igual juego”. Deia. Noticias de Bizkaia...