BILBAO – Año tras año, a Ernesto Valverde se le acumulan los motivos para marcar en rojo la visita de turno a Donostia. La suerte, cuando de jugar como visitante ante la Real en Liga se trata, acostumbra a dar la espalda al técnico de Viandar de la Vera, que atisba ante sus ojos una nueva oportunidad para dejar atrás los malos resultados cosechados en la capital guipuzcoana. Tamaña opción, la…

vía Valverde y una cuestión personal. Deia. Noticias de Bizkaia...