DONOSTIA – El derbi ya está aquí. Y llega en el mejor momento posible para la Real, justo tras la contundente derrota encajada contra el Villarreal. La afirmación puede parecer contradictoria pero, si algo ha demostrado el equipo txuri-urdin esta temporada, es que funciona a base de estímulos. Así que, después de un varapalo como el de El Madrigal, lo mejor es afrontar un encuentro de campanillas, como…

vía Reacción obligada. Noticias de Gipuzkoa.