El derbi vasco terminó con justicia. El empate fue un premio o castigo, según se mire, ante la pobreza del juego. La Real, que apenas tiene al gran Vela, está acomplejada, sin ideas, y el Athletic, que hasta que se quedó con diez por expulsión de Laporte pareció mejor e incluso más ambicioso pagó sus errores…

vía Un derbi bajo mínimos | Liga BBVA | AS.com.