A sus 20 años, Aymeric Laporte todavía está en proceso de formación. Posee las cualidades necesarias para convertirse en un gran central y el tiempo dirá si cumple los pronósticos de buena parte de la crítica. Un dato juega a su favor: con solo tres temporadas en el primer equipo, es uno de los indiscutibles para Ernesto Valverde. Pero anoche, en su cuarto derbi ante la Real Sociedad, el de Agen no tuvo su noche. Pecó de impulsivo. No supo medir, actuar con frialdad y ser consciente de…

vía A Laporte se le va la mano. Deia. Noticias de Bizkaia...